martes, septiembre 08, 2015

Kintsukuroi


Cuenta una leyenda que en una antigua ciudad resguardada entre las montañas asiáticas, se celebraba un hermoso ritual matrimonial. 

El consejero de la ciudad les daba en ofrenda a la nueva pareja un cuenco de arcilla, adornado con las palmas de las manos de los novios, entrelazadas entre si. Este presente, otorgado como símbolo de la nueva unión, debería mantenerse cuidado y prestar cobijo a una planta de buena fortuna.

Una pareja que tenía varios años de casada y con tres bendiciones infantiles decidió mudarse de casa. Al desempacar sus bienes en el nuevo hogar, cual no fue su angustia al ver roto el cuenco de arcilla. 
Fueron a hablar con el consejero de la ciudad porque no sabían de ningún caso similar y menos que sería indicado. Con una mirada benevolente el consejero los remitió con su hermano gemelo que vivía en la otra montaña. El sabría que hacer, les aseguró.

Caminaron en compañía de sus críos por dos días hasta llegar a la montaña y encontrar la casa del ermitaño. Igual que su hermano, sus ojos llenos de ternura los embargo de tranquilidad mientras posaban en sus manos el cuenco en pedazos.


- ¿Ustedes saben que simboliza realmente este cuenco? - Les preguntó el ermitaño. Ante la negativa de la pareja, comenzó a hablar el ermitaño:

"El cuenco de arcilla simboliza la conexión divina entre ustedes.
El corazón no es de cristal.
Su latir no es de papel.
El amor es de barro.
De agua y tierra su cuerpo,
De fuego su temple,
De aire su espíritu.
Guarda sus sueños.
Su belleza y su fragilidad van de la mano."


Al decir esto el ermitaño, la esposa no pudo contener las lágrimas porque pensó que su relación estaría atada al destino del cuenco. El esposo la abrazo fuertemente.
El ermitaño sonrió pícaramente y prosiguió.

"La fragilidad del cuenco termina misteriosamente cuando este se rompe. Y comienza una nueva vida, llena de fortaleza y renovada belleza."

Dicho esto, el ermitaño le dio un pañuelo a la joven para que enjugara sus lágrimas.

"Si desean arreglar su cuenco, les advierto que no es fácil, pero si lo logran el resultado será  maravilloso. Yo les enseñaré los pasos y materiales necesarios para repararlo.Primero es necesario limar los pedazos del cuenco hasta que estén suaves como terciopelo. He aquí mis herramientas para que comiencen con la tarea." 

Ambos esposos diligentemente comenzaron a limar los trozos de arcilla. Al cabo de unas horas los trozos estaban impecables. Sin embargo las manos de los esposos habían sangrado por el trabajo arduo.

Al día siguiente el ermitaño les dijo que necesitaba un cántaro del agua mas cristalina que conozcan. Salieron los esposos a buscar el rió prístino mas cercano. Entrada la noche, llegaron extenuados con el cántaro rebosante de agua.

Entonces el ermitaño sacó arena, oro en polvo y un frasco con un líquido traslúcido. Mezclo todos los ingredientes junto con el agua cristalina y una vez que la sustancia dorada tenía un aspecto cremoso, el ermitaño habló:

"Las fracturas serán selladas con cicatrices de oro. La arena de la mezcla es el tiempo que ustedes dedican a cuidarse mutuamente. El agua es la transparencia que hay en sus emociones y pensamientos. El oro como metal precioso incorruptible otorga la fuerza y belleza a este cuenco que renace. Y siempre hay un ingrediente secreto, que no es sino la magia de la creación.
Dejen que sus hijos los ayuden a armar el cuenco mientras ustedes unen las piezas. Y más importante aún, disfruten de su artesanía."

Así fue, la pareja junto a sus tres hijos comenzaron a unir cada una de las partes del cuenco. Entre risas y canciones la reparación se realizó despacio, pero armoniosamente.

Una vez terminado, el cuenco de arcilla regalaba destellos dorados por sus costados y su interior. Más hermoso y más fuerte que cuando era nuevo.

Los esposos y sus hijos volvieron dichosos a la ciudad. A todos les mostraron su cuenco y procedían a contarles su historia. Vivieron muchos años llenos de bendiciones y salud. ¿Que mas podían pedirle a la vida?

Nunca olvidaron las ultimas palabras que el ermitaño les brindó aquel día:

"El amor es de barro. El amor toma la forma que ustedes deseen darle. Y siempre que los artesanos deseen repararlo con todo su ser, podrán hacerlo divinamente."

sábado, febrero 15, 2014

Nostalgia



Saudade es una hechicera de artes oscuras
Se despierta de madrugada y teje collares de rubies rotos
Invoca a los dioses sin nombre, a los muertos en vida
Su canto es un veneno sin antidoto

jueves, mayo 23, 2013

La Roca - Becky Jungk



Eres como una grande, quieta, inmóvil roca;

entre mis brazos oceánicos

acuno tu cuerpo y te arrulla mi boca.

Mis montes de agua se agitan, se estremecen;

tejen para ti un verso

enhebrando algas, luces y peces.

Mis espumas salinas

se quiebran sobre tu solidez rocosa....

¡Blanca posesión de tu forma!

¡Desbordamiento de toda cosa!



Mas tu cuerpo de granito no me guarda,

no me retiene, no me evoca.....

Me dejas escapar en el tiempo,

deshacerme en la distancia,

irme entre las olas....



¿Es que no sabes del amor?

¿Es que tu alma se ha dormido?

¿O es que mi voz no te toca?



Seis continentes he besado

buscándote siempre en el horizonte.

He creído encontrarte en la niebla, en el viento,

en el madero de los barcos, entre las arenas pálidas,

y los surcos oscuros de los montes.



Mil lenguas marinas lamen tu superficie mineral,

y mil larvas se retuercen en mi vientre sideral......

¡Todo el coral de mis labios se deshace en tu panal!



Mas tú, permaneces mudo, ausente,

insensible al rugir de mis peces,

insensible al lento acariciar,

de mis suaves pulpas de agua, cálidas lenguas de mar.



Y mientras voy devorando el musgo

que de tus laderas húmedas he hecho yo brotar,

a la noche, angustiada le pregunto:

¿Es que algún día aprenderán las rocas a amar?


martes, febrero 14, 2012

Piel

En otros tiempos y paradigmas, el amor ha sido erroneamente comparado con una vasija de cristal, la cual al principio es transparente y perfecta pero con el paso del tiempo y los errores humanos, las trizaduras van opacando su belleza y termina por resquebrajarse en un dia nunca deseado. Muy por el contrario a esta creencia antigua, he descubierto en el mas bello de los suenos, que el amor es un organismo vivo que irradia calor y una energia sublime. El amor nace en la magia de dos corazones que laten en armonia, y se transforma en una piel eterea que nos envuelve a pesar de la distancia. Esta piel maravillosa al principio es igual que la piel de los bebes, colmada de ternura, suavidad y pasion por conocer el mundo nuevo donde ha nacido. Pero su destino dependera de quienes esten envueltos en ella. Si los corazones olvidan cantar juntos, y son ignorantes en gratitud, poesia y perdon, la piel que los une se marchitara sin hacer ruido en las arenas del tiempo. Pero si los corazones que envuelve siguen entonando sinfonias conjuntas y si son lo suficientemente sabios para curar las heridas que aparezcan en el camino, bendiciendo la experiencia oculta en cada cicatriz, puede tener la suerte de ir creciendo, madurando, hacerse mas fuerte con cada ciclo lunar. Estara llena de constelaciones de pecas, que contaran las historias fantasticas de su mitologia propia, escritas en complicidad por el sol. La vida de esta piel sera sin duda, mas larga que la de los corazones que la vieron nacer, y se convertira en la buena estrella que acompane generaciones enteras.

Brindo por la piel que nos une desde esa manana de mayo, brindo por el corazon nuevo que late en mi vientre, brindo por nosotros cada dia y en especial hoy, en el dia de nuestra piel, en el dia del Amor.

Feliz dia del Amor! Te amo Pedry!!!!!

sábado, diciembre 17, 2011

Divagaciones nocturnas

Anoche mi esposo y yo nos disponiamos a dejar a mi madre en su apartamento, despues de haber cenado un nutritivo perro caliente en “El Flaco”. Ibamos llegando a la avenida principal de Quinimari, cuando sorpresivamente mi esposo cambia nuestro rumbo con un giro del timon y exclama: Vamos a gasolinear! En mi cara se esbozo una sonrisa picara, mientras mi madre se mostraba reacia ante tal actividad no agendada y sobre todo para un viernes en la noche en San Cristobal, previo al receso decembrino, donde hay mucha gente con altos niveles de alcohol y parranda en la sangre circulando por toda la ciudad. Al final logramos convencerla y comenzamos a dar vueltas por las principales arterias de esta tierra tan querida para mi. Ahora que mi embarazo esta bastante mas notorio, no he vuelto a desempenar el rol de piloto, y aprovecho de entretenerme mirando por mi ventana los paisajes, el cielo, la gente, las nuevas construcciones, los edificios viejos con historias desconocidas, y multiples recuerdos vienen en tropel a mi mente. En especial de aquellas noches de “gasolineo” que soliamos hacer mi papa y yo – mucho antes de que se inventara la palabra que lo describiera - tambien de noche y sobre todo al salir de la universidad, cuando mi papa aun era profesor de pregrado y yo una estudiante. En ese entonces eramos mi papa y yo, compinches, complices de aventuras, de misiones imposibles, de disquisiciones filosoficas, en resumen, miembros honorarios de nuestro Club de Tobi ( de este club tan importante hablare en otro momento). Mi papa solia ir a buscarme a la universidad cuando tenia clases nocturnas, y generalmente los dias viernes despues de una semana agotadora y extenuante de examenes y trabajos, de rumbo a la casa mi papa me preguntaba: Que tal una vueltecita? Mi afirmativa quedaba mas que clara con un estridente Siiiiiii mientras empezabamos a recorrer las avenidas que conforman el perimetro de San Cristobal. Por supuesto, no podia faltar en este paseo la musica a volumen moderado de la radio ( no teniamos casetera en el Tico ) tocando los ultimos exitos del momento, como Santana haciendo cantar su guitarra mientras Rob Thomas lo acompanaba con su voz tan particular. Recuerdo que era mas frecuente el silencio entre nosotros durante estos paseos, y simplemente escuchabamos la musica mientras pasaban los faroles y los arboles rapidamente a nuestro lado. Mama nos estaria esperando en la casita con todo el amor del mundo y por supuesto con el infaltable tecito y algo rico para cenar. Como cambia el mundo en tan solo unos anos! Extrano lo segura que me sentia en esta ciudad en esos dias, cuando le hacia mas honor a su definicion “La ciudad de la cordialidad”, no habia tanto trafico, la gente era mas respetuosa y considerada, habia mas verde que el gris cemento, y no imperaba la sombra de la violencia en cada esquina ni a toda hora. Rezo porque la entropia no sea una ley del todo en esta sociedad y porque la nena que me da muestras de su carino estirandose en mi vientre, pueda disfrutar una infancia y juventud tranquila, sin tantos miedos y como decia Papio, “con rosas sin espinas”, o al menos no tan peligrosas y ponzonosas las espinas. Vuelvo en si repentinamente y ya estamos frente al bloque 33 estacionandonos para dejar a mi madre en su casa. Hasta manana! Cuidense y avisen cuando lleguen! Rumbo al San Juan, mi mano encuentra la de mi esposo en mi regazo, mientras va concentrado en las avenidas mal iluminadas y cantando en voz baja alguna cancion. Un sentimiento renovado de paz me embarga camino a casa.

domingo, febrero 14, 2010

Zanpakutou

Durmiendo el sueño de la espera por mi amado Shinigami.

Esperando por él desde que mi espiritu fue moldeado en acero.

Sus ojos y manos me encontraron, reflejé su alma en el filo de mi cuerpo.

Solo él conoce mi nombre. Sólo yo conozco su corazón.

Solo él ha liberado al Lobo de Piedra Invencible.

Sólo él es capaz de hacerme vivir.



domingo, noviembre 22, 2009

Yin Yang


Tu corazon encajo en mi pecho y mis sueños en tus manos.
Tiempo y distancia no existen, las piezas se han encontrado.
Bendiciendo cada paso porque ninguno ha sido en vano.
El destino sabiamente labro mi camino hacia tus brazos.


Solo juntos a lo que somos, damos forma y sentido.
Dos espiritus en un solo ser que se ama a si mismo.


Para Pedry con todo mi amor.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.